sábado, 4 de septiembre de 2010

LA VIDA DA MUCHAS VUELTAS…

Y en cada vuelta una vocación

Con las disculpas al gran Marito Bofill por tomar prestado sin permiso la frase de su himno chamamecero, me dispongo a reflexionar sobre la profesión que llevo adelante hace poco tiempo.

Hace meses que estoy de novio en una relación complicada, dificil y casi enfermiza. Nos estamos conociendo recién y ya nos vemos nueve horas por día todos los días. Mis primeros meses como Licenciado en Administración los estoy ocupando en el sector de Auditoria de JUFEC S.A. Allí, me toca intervenir en sectores de la empresa que la Gerencia considera que necesario. Por lo tanto, la adaptación de estos meses pasó por la vida profesional (con sus ritmos y presiones nada parecidos a los de la facultad), a los modos de la empresa en particular,  y a  los hábitos del departamento que me cobija junto con el que me tengo que inmiscuir.

Nada simple. Con menudos desafíos personales y laborales. A pesar de esto considero que, acondicionarme al baile de colas de leones y caciques sin plumas, se me está haciendo más rápido (no por eso más fácil) que cuando me tocó adaptarme a la facultad en su momento.  Quizás esto se da por una buena previa (la pasantia académica) y los tragos que me tomé en cinco años de vida universitaria. También porque, en este boliche, ya se armó el trencito hace rato y, si no te acoplás rápidamente, el mismo te pasa por encima. Como requecho en el chamamé, hay que emborracharse, pero de optimismo y de ganas de hacer las cosas.

Al solamente sacar la nariz de la frazada, me esta pasando lo que ya en la Universidad me veía venir. En este océano de egresados en ciencias económicas, los Licenciados en Administración somos tan solo una gota frente al tsunami de Contadores. Algo normal y eterno. Igualmente, para mucha gente, toda profesión termina subordinada a la del abogado.

Nuestra visión multidisciplinaria de los procesos administrativos y nuestra capacidad en coordinación de esfuerzos humanos y materiales para el logro de los objetivos de la organización, todavía no es muy valorada. Elegí una profesión donde, al menos en esta región, está todo por hacerse. Por suerte tengo el privilegio de haber caído en una empresa que si volcó su confianza a nuestro perfil profesional.

Frente a esto, no hago más que seguir dos frases de cabecera que tengo, escuchadas directamente de dos líderes reconocidos en lo que hacen: Apuntá al universo, que por lo menos al cielo vas a llegar sabiendo que, no hay peor gestión que aquella que no se hace. La vida da muchas vueltas y en cada vuelta un amor. El mismo amor, por la profesión.

7 comentarios:

Augusto dijo...

Esos "versos laborales" que te mandaste brader.

Subordinados a los abogados nosotros????Quiero ver a un abogado que me saque alguna tasa efectiva de interes, o me haga algún cálculo de capitalización subperiódica. Nosotros, los de ciencias económicas, tenemos la suerte de tener una visión multidisciplinaria (quizá poco profunda) de una realidad cada día mas multidisciplinaria. Sabemos de derecho, de matemáticas, de derecho y de contabilidad en mi caso (administración en el tuyo). Asi que la profesión del abogado, para mi humilde concepción, está bastante acotada a "las leyes".

Ahora hablando de tu laburo, ¿qué tipo de auditoría estás haciendo?¿qué enfoque utilizas?. Creo que uds. en la UCP no tuvieron la materia específica "Auditoría" como por ejemplo tenemos nosotros los contadores. Estaría bueno que se de (si es que está en lo cierto mi afirmación) porque no solamente el proceso de auditoría es mirar numeros y decir si están bien o mal, sino que hay que tener en cuenta tantos conocimientos de administración que quedaron allá ité por haberlos estudiado maomeno noma.

Sebastián dijo...

Con lo de subordinados a los abogados quice decir que, la gente por lo general, tiende a consultar todo primero con su abogado antes que su contador. Sienten que van a obtener más respuestas con el primero.
En la UCP se dicta esa materia pero solo para contadores. Los licenciados solo tuvimos Análisis de Estados Contables y Costos como materias de contabilidad (aparte de las básicas). No se ahora con el nuevo plan que será de esa materia.
Auditoria de JUFEC S.A. tiene un enfoque de control de gestión interno donde, como decis, los contadores que la realizan no solamente miran los números.

Augusto dijo...

Muerte a los abogados!.

A lo que voy es que estaría bueno que también se le dé cualquier tipo de auditoría a los Administradores, porque la materia tiene muchísimo que ver (para mi desgracia) con la administración de empresas.

anissima dijo...

Que lindo post lata :D el mejor de los exitos pera vos, de corazón.

aniss

Sebastián dijo...

Augusto, claaro. Igual que Contabilidad Gerencial.

Sebastián dijo...

Gracuas aniss!

MoNi dijo...

Que locura no?? como te cambio la recibiiiiida jaja
buen post lata !
segui asi :)