jueves, 15 de julio de 2010

Blogger Invitado: Augusto Lopez - "Matrimonio Igualitario. Entre Kirchner y la Iglesia"

Quiero agradecerle a Lata la oportunidad de convertirme en Blogger. Esta es mi primer participación en este blog (y espero que no sea la última). Contrariamente a lo que es mi persona, voy a hablar de lo que todos hablan, pero desde otra óptica. Espero que se entienda lo que voy a escribir.

Anoche, como todo el mundo sabe, se aprobó la ley de matrimonio igualitario. Para llegar hasta ahí, nos tuvimos que comer miles de debates en la TV, radio, etc.Quiero resaltar varias cosas que me quedaron retumbando de esas contiendas, entre las cuales están las que se dieron anoche en el Senado de la Nación.

Lo primero a destacar es la liviandad con la que se abordó esta ley. De un día para otro, todos levantaron las manos, y listo. LEY. Me parece que hubiera sido correcto hacer una investigación mas profunda sobre qué el tema y los efectos que podría tener la medida.

Enganchado a ese tema, van los argumentos, tanto los pro y contra al matrimonio igualitario. Y sobre todo lo que más me molestó, fueron los testimonios fundamentalistas de las dos partes. Un debate totalmente desequilibrado. Unos decían que la homosexualidad es una enfermedad, otros que si no se les daba igualdad de derechos, se volvía a la Alemania nazi. ¿Será que algún día se podrá ser equilibrado en las discusiones?

Lo segundo que me viene a la cabeza, es el tema de la postura de la Iglesia Católica. Coincido en que la iglesia no tiene por qué tomar la postura que tomó el Estado anoche (aprobar el casamiento igualitario). Como así también considero lo más estúpido decir que, si no lo hace, es retrógrada, discriminatoria, etc.

También tengo que reconocer que las declaraciones de Bergoglio fueron poco felices. Pero también hay que aceptar, que la Iglesia tiene sus modos de operar, como toda organización de personas. Y al que no le gusta, que se cambie de religión.

Anoche en 678 escuche a una periodista que dijo “lamentablemente la Republica Argentina sostiene la religión Católica en la Constitución Nacional. Nadie la obligó a a ser católica, y si no le gusta como se maneja su iglesia, se puede cambiar de culto o, si no le gusta lo que la Constitución dispone, tiene libertad para irse a otro país.

Escuché también que la Iglesia tiene poder para aprobar o desechar una ley. ¿Tan así será? ¿Es la iglesia la única que tiene ese poder? ¿O porque es la Iglesia no se puede equivocar? ¿Los grupos económicos o el gobierno no tiene más poder para aprobar o desechar leyes?

El tercer tema está relacionado con los Senadores. Supuestamente representan a las provincias y, por consiguiente, al pueblo de allí . Al final terminan votando lo que se les ocurre a los cabecillas de los partidos políticos. A lo que va mi reflexión es que no hacen lo que el pueblo quiere, y para eso fueron elegidos: para debatir lo que realmente el pueblo necesita.

Ahora pregunto, es evidente el progreso que se logró con esta ley. Pero ¿no hay otros temas más urgentes que tratar? ¿Pobreza, indigencia, distribución del ingreso? ¿No será todo esto una cortina de humo y una expresión del poder que el gobierno le quiere sacar a la Iglesia-anti K?

Cesar Augusto Lopez @cailar

Post relacionado: “Viejos,...estoy de novio. -¡Qué alegría, nene! ¿Con un chico o con una chica?”

Otros posts de bloggers invitados:

10 comentarios:

Sebastián dijo...

Que bueno está que gente que tiene ideas y fundamentos tenga ganas de escribir y que use LATAPEDIA para eso. Muy bueno tu aporte político sobre este tema Augusto.
Pero como sabes, no comparto la mayoría de tus opiniones.
Las investigaciones sobre el tema se hicieron desde hace cuatro años. Momento que una legisladora (no kirchnerista) presentó el proyecto de ley. Hubieron discusiones en diverso fueros antes que en el ámbito político. Lo que pasa es que se hace masivo una ves que llega a discutirse.
Lo del equilibrio en las discusiones lo veo complicado. Fue un tema muy delicado desde antes que el debate entre a lo político.
Coincido en que justamente la Iglesia, sin un poco de auto crítica, se haya metido. No tenia nada que hacer en esto.
Pero si, yo considero a los opositores a esta ley como discriminadores.
Yo soy católico y elijo tomar las cosas que considero buenas de la religión. Está en mi justamente como cristiano apuntar los errores de la iglesia. No concibo eso de que si sos creyente tenes que estar en contra de esta ley si o si.
La iglesia quería defender sus intereses, su poder hegemónico a toda costa. No se dan cuenta los curas que hay cristianos que queremos que la religión pase por el ámbito de Dios y no de la intolerancia.
¿no es una prioridad la ley anti discriminación a los gays? osea, primero comamos y después vemos como nos tratamos entre nosotros. No me parece flaco. Pero eso es subjetivo.

Anónimo dijo...

Me parece que la critica que haces respecto de que hay temas mas importantes para tratar esta un poco fuera de lugar y creo que ayer respondio a ese interrogante de manera satisfactoria el senador Filmus al decir que no se está legislando para una minoría sino para todo el pueblo ya que se le está dando el acceso a toda la sociedad a una institución fundamental como es el matrimonio, es decir en otras palabras se está democratizando el matrimonio y si se democratiza nos sirve a todos como sociedad, y me parece que durante muchos años el pueblo pidió a gritos y pago con sangre y desaparecidos el vivir bajo el sistema democrático y es hora de seguir peleando por que sea mejor y se incluya a toda la sociedad en el sistema. Excluir a determinados grupos sociales del sistema es instalar en la conciencia colectiva el estereotipo de un enemigo al que a toda costa hay que "exterminarlo", y como se lo extermina? en este caso a través de la peor de las armas, la discriminación, además de llegar a ese extremo, es el punto de partida de algo mucho peor que termina con el campo de concentración, y aunque sé que pueden sonar exageradas mis palabras, el régimen nazi se valió de la creación de esos estereotipos y de echarle la culpa de todos sus males al pueblo judío y de esa manera tener una justificación para matarlos. Lo de ayer por eso es un tema importante y un gran avance.
En segundo lugar creo que los argumentos que se dieron de ambos bandos para defender o atacar una u otra postura, dan lastima, son argumentos que no resisten el mas mínimo análisis, creo que todo el mundo se olvido de que vivimos en un Estado de Derecho, es decir aquel en que la voluntad de los miembros de la sociedad se somete al imperio de la ley y cuando hablo de la ley me refiero específicamente a nuestra ley fundamental a la Constitución Nacional y a los tratados de Derechos Humanos incorporados a ella que tienen la misma jerarquía que la Constitución, y todos ellos consagran derechos sin distinciones de raza, sexo, religión etc. es decir los hombres gozamos de todo ese plexo de derechos por el solo hecho de ser humanos y el análisis del tema debió encararse desde la perspectiva constitucional y determinar de esa manera si el código civil en lo que respecta al matrimonio es inconstitucional o no, mas allá de todas las estupideces que se dijeron, esto no es algo en lo que hay que estarse a lo que le guste o no a la gente, sino en lo que las leyes determinan, que en definitiva son la expresión del mismo pueblo, ósea que si a alguien no le gusta tienen dos opciones o empezar a ser más abiertos a los cambios o pedir que se reforme la constitución, ah, pero tengo una mala noticia para los que van por la segunda opción, la parte dogmatica como se llama a la parte que contempla los derechos y garantías de la constitución se consideran como contenidos pétreos es decir que no pueden reformarse salvo que se los amplíe y además es un principio del derecho de los derechos humanos el de la progresividad por el cual no se puede retrotraer el estado de cosas a una situación por la cual se le aseguren menores derechos al pueblo, en definitiva los que vayan por esta segunda opción lo único que les queda es la revolución, que si el Che viviera se pega un tiro.

Anónimo dijo...

RESPONDO A LATA:
1- gracias por los halagos.
2- qué es para vos que la Iglesia tenga autocrítica? A Galileo lo acusaron de hereje por sus teorías, y recién Juan Pablo II lo excusó de tales cosas. Creo que la gente no entiende que los tiempos de la justicia en la iglesia católica son totalmente distintos a los de la justicia ordinaria.
Además cómo la iglesia no se va a meter si CREO que puede dar opinión en las comisiones de las Cámaras?(voy a chequear). Igual, si no fuese así, imaginate lo que hubiese pasado en los países islámicos, donde la religión profesada tiene muchísimo mas peso que acá en Argentina.
3- Pensar distinto y defender sus ideas, NO ES DISCRIMINAR. Los que votaron en contra, supongo, lo hicieron representando a los que no aceptaban el matrimonio igualitario.
4- A vos te parece que la Iglesia tiene tanto poder hegemónico?Sabés cuántos presidentes hubiesen sido derrocados?. Además, lo que hace o deja de hacer la iglesia se asemeja al funcionamiento de un Estado. Tiene sus distintos poderes, que establecen reglas, que todos sus subordinados tienen que acatar, les guste o no, pq de lo contrario, sería un "viva la joda". (Al equivalente de Asamblea General Constituyente para los Estados, es para la Iglesia los Concilios jajaja).
5- No digo que no se debió tratar el tema del matrimonio gay, sino digo que hubieron, hay y van a haber muchos temas que son mas generales y que benefician a más personas que el matrimonio igualitario. Por eso mi pregunta si ESTO NO ES UNA CAPA DE HUMO PARA TAPAR OTRAS COSAS.

POR LAS DUDAS, REITERO, ESTOY A FAVOR DEL MATRIMONIO IGUALITARIO PERO NO DE LA ADOPCIÓN.

AUGUSTO (EL QUE ESCRIBIÓ EL POST)

Anónimo dijo...

RESPONDO A ANONIMO (ME ENCANTARÍA QUE PONGAS TU NOMBRE TOTAL ACA DEBATIMOS IDEAS):
1- escuché la respuesta de Filmus. Me parece correcta la idea de legislar para las minorías, cosa que acá no se hace mucho. Pero mi idea de "cosas mas importantes" va con la pregunta de "no se está queriendo poner la tierra debajo de la alfombra?".
Es como que todo me suena mas a una lucha de poder encubierta en la igualdad entre todos.
2- respecto de los argumentos, es cierto, en general se hablaron pavadas. Algun dia me gustaría que los políticos hablen para la gente. Imaginate, yo que soy estudiante avanzado para Contador Público, conociendo maso las leyes, me cuesta entenderlos, qué les queda al resto de la gente (que en argentina son mayoría) que ni siquiere debe haber terminado la secundaria?
3- si mal no entendi, vos decis que el Estado debe regular todas las nuevas situaciones que se presenten de hecho, no?Ese es mi punto mas fuerte por el cual soy pro matrimonio igualitario.

AUGUSTO

Anónimo dijo...

SIGAMNE EN TWITTER PUE

@CAILAR

SALUDOS!AUGUSTO

Anónimo dijo...

Augusto...

Creo que tu post fue muy acertado y tiendo a pensar como vos. Los argumentos que se usaron y se usan son extremistas de ambas partes, se la agarraron con la Iglesia para buscar un enemigo común, cada quien es libre de estar a favor o en contra, de expresar sus opiniones y me tienen cansada con lo de volver siempre en los debates a los nazi, al gobierno militar, a los judíos,y de tachar de discriminadores a quienes no aceptan diferentes modos de pensar o a quienes consideran que las cosas deberían de ser de otro modo. Y creo que es una cortina de humo ante temas mas urgentes en esta Argentina descontrolada, asi como lo fueron las fiestas del Bicentenario y sabrá Dios que van a invetar ahora.

Sebas, respeto tu forma de pensar, no estoy de acuerdo del todo, creo que debe permitirse, por supuesto, la unión civil entre homosexuales pero no que reciba el título de matrimonio y que pretendan obligar a la iglesia a ir en contra de sus preceptos básicos a aceptar la union religiosa de parejas del mismo sexo, y no estoy de acuerdo que adopten niños porque hablé con una psicóloga amiga y maestras que han estudiado paicología y dicen que no es adecuado.

Saludos...

Rominita

Anónimo dijo...

RESPUESTA PARA ROMINITA

Gracias por el comentario (además de concordar con muchas de mis ideas).

También concuerdo que PODRÍA, para evitar tanto quilombo, haberse utilizado otra figura (DE NOMBRE POR LO MENOS) para el tema de la unión entre personas del mismo sexo, lo cual a mi me parece que no es discriminar. TAMPOCO ESTOY EN CONTRA DE LO QUE YA SE APROBÓ.
Es como que pienso que se podría haber utilizado otro camino menos "violento" y "mediático" para llegar al mismo resultado. Imposible en este país.

AUGUSTO

Anónimo dijo...

Jajaja, cierto, muy cierto, otro nombre o la aclaración de matrimonio no católico o algo por el estilo, y menos violencia y mas respeto por ambos lados. Cosa poco probable en nuestra argentina bastante loca.

Saludos

Rominita

Anónimo dijo...

Yo no estoy 100% de acuerdo con la ley, pero es cierto que en este pais siempre se demoniza o santifica las cosas, en este caso los "bandos" o sos discriminador, nazi, o sos tolerante. Me aperece que lo que justamente falta en este pais es ser mas tolerante con el otro con el que piensa distinto, sea gay, heteresexual, cristiano, judio, lo q sea; lo mismo paso con la 129 y con otras cosas y seguira pasando! Poruq la mentablemente asi es este pasi, es decir, asi somos los argentinos todo tiene que ser tragico!.
Y en el fondo tambien me pregunto sera que al gobierno le importaba realmente la ley o le convenia para que nos olvidemos de otras cosas, no voy a decir mas importantes pero tambien fundamentales!!

Anónimo dijo...

La de arriba soy yo, soy yo: Andrea! jaja