sábado, 5 de febrero de 2011

REFLEXIONES FREUDIANAS


Hace al menos tres años que voy al psicólogo. Es mi momento cada tres semanas de reflexión y autoconciencia de cosas positivas y negativas de mi vida. Ayuda a ver las cosas dese otra perspectiva, a tener una visión de la realidad distinta a otras. 

¿Qué onda? ¿estás loco o algo? me preguntan cuando les comento sobre la parte psicológica de mi vida. A lo que yo contesto: la psicología al hombre es lo que la bayaspirina al resfrio. El psicólogo es como un amigo (caro por cierto) sin tener relación afectiva alguna. Pero a el le decís cosas que ni a tu hermano de la vida le dirías. Por el simple motivo de que con el estudias tu subconsciente, las causas y no las consecuencias. Sin ser un consejero, ayuda a que vos descubras por motus propio el sentido de muchas situaciones de la vida. Suena paradojico, pero su visión objetiva de los subjetivo de tu mente es un aporte no menor para cualquier persona. 


Estoy absolutamente convencido de que este blog tiene mucho que ver con lo logrado en el diván de quien yo llamo Freud. Aprender a poner en perspectiva, sentarse en la platea un rato para ver el escenario de tu vida es necesario para replanteos y toma de decisiones correctas. 


En esta etapa en la que uno parece que tiene más defectos de la juventud, pero pocas de sus virtudes, uno no deja de volcarse en sus amistades y la familia para encaminar su rumbo. No obstante, un lavado de cabeza cada tanto, no tiene desperdicio para nadie. Llevar al extremo el nivel de reflexión sobre tus cosas no solamente significa autoconocimiento sino también percibir lo que otros reflejan en vos. 


Cerca del cuarto de siglo de vida, donde el pasado fue de aprendizaje y el futuro cercano de ejecución, uno se permite poner pausa y observar donde está parado para preguntarse: ¿Es acá donde quiero estar? ¿Esto es lo que me va a permitir lograr algo más adelante? ¿Beneficio a alguien de manera indirecta al menos? 

No importa si estas preguntas las contestas solo, por medio de amigos o de analistas; pero, si logras tres respuestas afirmativas, vas por buen camino.

6 comentarios:

Lucas Nuñez dijo...

Siempre creí que TODOS deberiamos ir a un psicólogo.

Sebastián dijo...

Coincido. No hace falta ser un conflictivo, psicopata o algo parecido.
Siempre suma a cualquiera.

Augusto dijo...

Eeeeeeee, particularmente, puedo decir que fuí 1 sola vez al psicólogo, y la verdá me resulto inviable económicamente (es decir, podría haber hecho una autoreflexión y me salía mas barato).

Yo estoy digamos, "poco a favor" de ir al psicólogo, pq el tipo puede interpretar tus situaciones de acuerdo a la corriente de pensamiento con la que esté de acuerdo. Ergo, si es de la onda "Freud", cualquier cosa que soñaste, tiene que ver con lo sexual y alguna represión que tuviste (interpretación super barata de un tipo que hizo mucho por la materia).

Yo soy de los que creen que, haciendo una buena autocrítica, no hace falta ir al psicólogo. Pero ahí está el tema, UNO POR AHI NO QUIERE OIRSE A SI MISMO, PQ PUEDE ESCUCHAR COSAS QUE UNO NIEGA. Pero ahí está la clave de la objetividad, analizar las cosas desde la perspectiva, y no desde el sujeto, cosa que no todos son capacees de hacer.

La respuesta a tus tres preguntas finales no se responden yendo al psicógolo (para mi parecer): aplicando un poco de teoría de costos (presupuesto y planificación) respondes las 3 preguntas.

Sebastián dijo...

En lo que decís en el ante último párrafo está la clave. Termina siendo un chivo expiatorio el psicólogo.

Posta que el tema está en lo económico. Pero los caros honorarios pasa también por el publico objetivo que termina siendo cliente de los psicólogos: la clase Media-Alta. Con por lo menos algunas necesidades básicas satisfechas. La clase media baja no percibe como problemático lo que el resto si, tan solo porque tiene otras cosas mayores que resolver.

Soy Lic. en Administración bro, veo que el beneficio es mayor al costo, sino no iría jaj. Abrazo.

Augusto dijo...

Ees obvio que los beneficios son mayores que los costos. Eso no lo discuto. El tema es "como llega uno a la autorreflexion". Soy de los que creen que no hace falta mucho ir al psicólogo, excepto que tengas algun transtorno grave. El resto de las cosas, como el ejemplo que vos diste de por qué vas, creo que los puede resolver uno mismo, sin ningun psicólogo.

Y los problemas no son sólo de la clase baja o alta. La diferencia está en la capacidad de pago nomás.

Igual, si a vos te sirve, re bien. Yo creo que hay una vía alternativa "menos costosa" (o sea la autorreflexión).

MoN dijo...

YA lo publico en el face, te comento por si te interesa digo... jajaja := bueniisimo lata
ya sabes por qe me gusta... por qe soy una ñoña xD